Aventura en el lugar más famoso del Mundo: Canaima

Quizás el sitio más mencionado nacional e internacionalmente sea la laguna de Canaima, que antecede al más grande salto de caída libre de agua en el mundo, el Salto Ángel, cuyo nombre fue cambiado a Kerepakupai Merú como un tributo a su nombre en lengua aborigen.

La laguna de Canaima, sirve de preámbulo al espectáculo natural del Salto Ángel, la caída libre de agua más alta del mundo, esconde tras de sí numerosas excursiones.

La antesala al Salto Ángel, la caída libre de agua más alta del mundo, es la laguna de Canaima, un sitio repleto de agua de colores que cada día ofrece una imagen distinta, que nunca se repite y que deja encantado a quien visita este lugar, uno de los más antiguos del planeta.

La laguna es el centro de atención del pueblo indígena Pemón, de la rama de los Kamaracoto. Allí en medio de los campamentos turísticos, el aeropuerto y la tienda de recuerdos, habita una numerosa población aborigen que vive de la “industria verde” del turismo.

Canaima Waku Tours Vista de la Laguna de Canaima desde el Campamento Waku Lodge – Waku Tours.

Para ir al Salto Ángel de excursión, la más común porque hay otras rutas, primero hay que aterrizar en el aeropuerto de Canaima. Antes de esto el sitio da la bienvenida a los turistas ofreciendo una bella vista aérea de la laguna.

Una vez en el sitio, el primer contacto con aquel destino, ubicado al sur del estado Bolívar dentro del Parque Nacional Canaima, es navegar en curiara por el remanso de las aguas de colores marrones y dorados, según la iluminen los rayos del sol. En la laguna hay cuatro saltos, Hacha, Golondrina, Wadaima y Ucaima.

Al otro lado de ésta se encuentran El Sapo y El Sapito, cuya excursión deja a todos fascinados, en especial en las épocas lluviosas cuando el agua toma mil formas y ofrece apoteósicos espectáculos, todos armónicos como si de una melodía sin fin se tratara.

Una de las cosas que más gusta a quienes visitan Canaima, es que el agua siempre está presente al igual que su sonido, que sirve como música de relajación. Ese cantar milenario resuena como un eco en el pueblo y es casi inevitable dejar de escucharlo.

Los pioneros de Canaima

Canaima debe su nombre a Charles (Charlie) Baughan, un piloto estadounidense de la compañía TACA, quien descubrió este paraje ideal para un resort turístico de selva en 1947. Pero nunca pudo cristalizar su sueño de desarrollar el resort, ya que murió junto con su esposa al estrellarse su avión cerca de Higuerote. El holandés Rudy Truffino y su esposa Gertie (de Austria), fundaron Campamento Ucaima (mejor conocido como Jungle Rudy) en 1956 a orillas del río Carrao, un poco más arriba del salto Hacha y la Laguna de Canaima.

Hace muchas décadas, la línea aérea Avensa abrió el Campamento Canaima al lado de la Laguna, el primer sitio grande y relativamente lujoso, aprovechando la fabulosa ubicación. Supuesto, a través de la línea, recibió promoción a nivel nacional e internacional, y llegó a ser un destino imprescindible.

Otra leyenda de la zona, el peruviano Tomás Bernal Pérez, montó su campamento en isla Anatoly dentro de la Laguna en 1983. Dos años más tarde, descubrió un espectacular pero muy angosto camino (unos 80 cm de ancho) detrás de la cortina de agua de salto Sapo. Reconociendo el potencial como un atractivo turístico, en 1985 hizo el camino más ancho/seguro (¡y fue puesto preso, a pesar de no haber afectado en absoluto el salto!) y abrió un sendero para llegar allá. Afortunadamente, fue liberado y ¡éste es el segundo paseo más popular de Canaima (después de la excursión hasta salto Ángel)

Canaima Waku ToursDetrás de la Cascada el Sapo en Canaima, construido por Tomás Bernal Pérez – Waku Tours

Alojamiento en armonía con la naturaleza

La comunidad indígena y las ofertas turísticas rodean la Laguna de Canaima bordeada por las cascadas Ucaima, Wadaima, Golondrina y Hacha, y en el fondo los tepuyes Venado y Zamuro. Visitar esta zona del país es una prioridad para casi todos los turistas que vienen a Venezuela y para los residentes que disfrutan de las bellezas de su propio país. Dentro de las opciones para pernoctar existen varios campamentos entre básicos, superiores y Vip, dentro de los cuales podemos resaltar: Campamento Waku Lodge – Campamento Paracaupa – Campamento Tiuna Tours – Campamento Churum – Campamento Wey Tupu – Campamento Ucaima (Jungle Rudy) – Posada Morichal – Campamento Bernal – Campamento Morichal – Campamento Tapuy Lodge – Campamento Parakaupa.

Sinfonía selvática

En las noches los sonidos de los animales se conjugan con esta tonada natural, ofreciendo un “concierto” propio de la “madre natura”, la creadora de un sinfín de bellezas en el mundo entero. Aparte de esto en Canaima hay un clima fresco y húmedo, y aunque el sol a veces hace de las suyas siempre hay donde refrescarse con un buen baño de agua fría, proveniente de los tepuyes, o mesetas también milenarias y de gran belleza.

Además de la navegación por la laguna en Canaima hay excursiones a los distintos saltos. Las más conocidas son las que van a El Sapo y a El Sapito. Estas caídas de agua, relativamente pequeñas, tienen una hermosura no proporcional a su tamaño, y brindan al turista un espectáculo sin igual.

canaima 3En curiara por la Laguna de Canaima – Waku Tours

Para ir a El Sapo hay que cruzar la laguna y desembarcar en la Isla Anatoly, donde está el campamento Tomás Bernal, que cuenta con una privilegiada ubicación. Una vez allí el guía pregunta a los turistas qué ruta desean hacer, una de selva o sabana, es entonces cuando se inicia una caminata corta con bellos parajes.

En ese paseo pueden apreciarse especies vegetales del lugar y se pueden avistar algunos animales, como los sapitos de colores. Dependiendo del guía, éste va explicando el porqué de cada cosa hallada en el camino hasta llegar a una playa desde donde se ve de frente el salto y unos morichales.

En ese punto el agua es rojiza, un rojo que contrasta a la perfección con el verde de la vegetación y el crema pálido de la fina arena de la playa. Tras un baño refrescante y fortalecedor, se toma un camino que conduce a la cortina de agua del salto. El camino tiene una subida cuesta arriba, pero tras unos 10 minutos de ejercicio el visitante se topa con la fuerza descomunal del agua y un amplio pasadizo de roca que permite atravesar el salto hacia el otro extremo.

El salto “bautiza” obligatoriamente a los excursionistas, puesto que para atravesarlo hay que mojarse un poco. Pasado esto se camina por el sendero de piedra, que tiene una cuerda gruesa para ayudar a quienes por allí caminan, y se llega hasta el otro lado en una suerte de mirador.

Satisfacciones naturales

Emocionados, un poco cansados, pero llenos de dicha los privilegiados que presencian tal espectáculo no pueden hacer más que inmortalizar el momento con una gráfica, que de seguro será el fondo de pantalla de la PC durante un buen tiempo y causará envidia a más de uno.

Como eso no es todo, se camina un poco más por otro sendero de raíces y arena. Es una subida corta por la selva que conduce a El Sapito, un salto más pequeño pero igual de llamativo. Tras unos minutos allí, y con vista privilegiada del lugar se camina un poco más y se llega a la parte superior del salto El Sapo.

Terminado esto se regresa por un “atajo” selvático y nuevamente hay que pasar por detrás de la cortina y mojarse con el agua. Pasado esto se toma un rumbo distinto al que condujo hasta allí al grupo la primera vez. Generalmente la excursión se inicia con un camino por la selva y termina por una caminata en la sabana, por caminos muy fáciles y con paisajes cambiantes.

Este paseo suele durar unas tres horas, dependiendo del “paquete” contratado. Si ciertamente ir a Canaima no está al alcance de la mano de muchos, Wakú Tours ofrece excelentes precios, múltiples opciones y mucha más aventura. La elección dependerá de las comodidades que prefiera el turista.

Share Button

Etiquetas: , , , , , , , , , , ,

Dejanos tu comentario